Boletín de información empresarial

Te enviamos, periódicamente,  por correo electrónico noticias de interés



Arrendamientos y otras operaciones de naturaleza similar

Nostrum

En el nuevo Plan General de Contabilidad un arrendamiento es cualquier acuerdo, con independencia de su forma jurídica, en la que el arrendador cede al arrendatario el derecho a usar un activo durante un período de tiempo determinado, a cambio de percibir un importe único o una serie de pagos o cuotas, independientemente de que el arrendador quede obligado a prestar servicios en relación con el mantenimiento o explotación de dicho activo.

Sumario

1. Arrendamiento financiero

2. Arrendamiento operativo

3. Venta con arrendamiento financiero posterior

4. Arrendamientos de terrenos y edificios


1. Arrendamiento financiero

Un arrendamiento se considera financiero cuando de las condiciones del contrato se deduzca que se transfieren sustancialmente todos los riesgos y beneficios inherentes a la propiedad del activo objeto del contrato.

Se presume que se transfieren sustancialmente cuando no existan dudas razonables de que se va a ejercer la opción de compra.

- Cuando no exista opción de compra se considera arrendamiento financiero cuando concurran las circunstancias siguientes:

- Se deduzca que se transfiere la propiedad del activo o se va a transferir al finalizar el plazo de arrendamiento.

- Cuando el plazo de arrendamiento coincida con la vida económica del activo

- Cuando al comenzar el arrendamiento el valor actual de los pagos mínimos acordados suponga la práctica totalidad del valor razonable del activo

- Cuando el activo solo tenga utilidad para el arrendatario.

- Que si el arrendatario cancela el contrato se haga cargo de las pérdidas del arrendador

- Otras en las que se transfieran los riesgos y beneficios del activo.

Contabilidad del arrendatario

El arrendatario contabilizará el bien conforme a su naturaleza, según sea un elemento del inmovilizado material o del intangible y contabilizará asimismo un pasivo financiero por el mismo importe.

La carga financiera se distribuirá a lo largo del plazo del arrendamiento y se imputará a la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio en que se devengue

El arrendatario aplicará al activo y al pasivo las normas de amortización, deterioro y baja que le correspondan según su naturaleza.

Contabilidad del arrendador

El arrendador, en el momento inicial, reconocerá un crédito por el valor actual de los pagos mínimos a recibir por el arrendamiento más el valor residual del activo aunque no esté garantizado, descontados al tipo de interés implícito del contrato.


2. Arrendamiento operativo

Se trata de un acuerdo mediante el cual el arrendador conviene con el arrendatario el derecho a usar un activo durante un periodo de tiempo determinado, a cambio de percibir un importe único o una serie de pagos o cuotas, sin que se trate de un arrendamiento de carácter financiero.

Los ingresos y gastos, correspondientes al arrendador y al arrendatario, serán considerados como ingreso y gasto del ejercicio en el que los mismos se devenguen.


3. Venta con arrendamiento financiero posterior

Cuando por las condiciones económicas de una venta, conectada al posterior arrendamiento de los activos vendidos, se desprenda que se trata de un método de financiación y se trate de un arrendamiento financiero, el arrendatario no variará la calificación del activo, ni reconocerá beneficios ni pérdidas derivadas de esta transacción. Adicionalmente, registrará el importe recibido con abono a una partida que ponga de manifiesto el correspondiente pasivo financiero.

La carga financiera total se distribuirá a lo largo del plazo del arrendamiento y se imputará a la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio en que se devengue.


4. Arrendamientos de terrenos y edificios

Los arrendamientos conjuntos de terreno y edificio se clasificarán como operativos o financieros con los mismos criterios que los arrendamientos de otro tipo de activo.

Como el terreno tiene una vida económica indefinida, cuando se produzca un arrendamiento financiero conjunto, se ha de separar los dos componentes considerándose al terreno como un arrendamiento operativo salvo que se espere adquirir el mismo al finalizar el arrendamiento.

Los pagos por arrendamiento se distribuirán entre el terreno y el edificio en proporción a los valores razonables relaltivos que representen ambos componentes.

Saber más


Diseño web Hacce Soluciones TIC